Albóndigas de pollo con sepia

Las albóndigas pueden ser un plato sorprendente si sabemos cómo utilizar los ingredientes. Sorprende a los tuyos con esta original propuesta.

Esta receta es gentileza de Cruz Roja y forma parte de la publicación Para Comer Bien Bueno y Barato.

Ingredientes (4 personas. 1€/persona)

Para las albóndigas:

  • 1 morcilla
  • 1 cebolla y 8 champiñones
  • 1 huevo y 100 ml de leche
  • 1 rebanada de pan rústico
  • 1 diente de ajo y perejil

Para la salsa:

  • 1 sepia
  • 60 g de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla y ¼ de apio
  • 2 pimientos verdes y ½ rojo
  • 2 tomates grandes
  • 1 nabo y ½ zanahoria
  • 0,5 l de caldo de pollo
  • 20 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal, pimienta, laurel y tomillo

Cómo preparar albóndigas de pollo con sepia

1. Saltear el ajo en una sartén. Aparte, remojar el pan con un poco de leche.

2. En un bol, mezclar el pollo picado, la morcilla picada, la cebolla, los champiñones bien picados, el huevo, el ajo saltado, el perejil y el pan remojado. Salpimentar.

3. Haga las albóndigas y enharinarlas. A continuación, sofreír con poco aceite.
En otra sartén, saltear la cebolla, la zanahoria, el apio, los tomates, los pimientos, el nabo y el vino. Deje que cueza unos minutos y añadir las sepias en trozos.

4. Añadir entonces el caldo. Dejar cocer lentamente.

5. Una vez cocido, juntar las albóndigas con las sepias, añadir los garbanzos cocidos y dejar cocer durante 15 minutos a fuego lento.

Observaciones

En vez de comprar, el apio, la zanahoria y el nabo por separado, podéis utilizar las bandejas de verduras para el caldo, que tienen un poco de todo y pueden resultar más económicas.

Consejo

Este plato puede ser un magnífico plato único. Puedes acompañarlo con un poco de pan, agua, y una pieza de fruta de postre.

Añade tu comentario

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre Cookies